Skip to content

Productos de limpieza: oro puro en la pandemia

Debido a que son artículos esenciales para combatir a Covid, la gente eligió gastar en ellos aunque sus ingresos disminuyeran

Productos de limpieza: oro puro en la pandemia

Productos de limpieza: oro puro en la pandemia

La pandemia de coronavirus (Covid-19) provocó una disminución de los ingresos de un gran número de familias que desviaron sus gastos a productos esenciales, clasificación que incluía no sólo alimentos y medicinas sino también productos de limpieza y cuidado personal, cuya demanda aumentó aunque sus precios se elevaron, en algunos casos en porcentajes de dos dígitos.

La emergencia sanitaria causó una crisis económica que provocó despidos, una caída de los ingresos de las empresas y una reducción de los salarios, por lo que los mexicanos tuvieron menos dinero para gastar, coinciden los especialistas.

El presidente de la Alianza Nacional de Pequeñas Empresas (Anpec), Cuauhtémoc Rivera, menciona que el poder adquisitivo de los individuos y las familias cayó porque perdieron sus trabajos o sus ingresos cayeron, lo que llevó a compras significativas.

Por ejemplo, se redujo la compra de suavizantes, líquidos para la limpieza de muebles de vidrio y madera y pastillas para la limpieza de baños y microfibras.

Sin embargo, las ventas de barras de jabón o jabón en polvo, escobas, vasos y trapeadores, bolsas de basura, cloro, y papel higiénico y toallas sanitarias se mantuvieron o aumentaron.

Rivera señala que la comercialización de “los desinfectantes se ha disparado y no sólo ha habido una escasez de oferta, sino que sus precios también han subido”, aunque en las últimas semanas se ha observado que la demanda ha disminuido.

En las tiendas de comestibles se ha observado que “el comportamiento de la gente se ha centrado en comprar las cosas más esenciales”, repite. Antes de la pandemia, no iban a las distintas tiendas o almacenes del barrio a comprar productos de limpieza, pero ahora sí.

Sin embargo, el tipo de productos que compran tiene que ver con los ingresos de las familias, explica. Si bien las ventas de productos de limpieza aumentaron considerablemente en marzo, los ingresos disminuyeron durante las semanas de cautiverio y los ahorros o reservas de las familias se agotaron.

Aumentos de valor

En general, los precios de casi todos los productos de limpieza, higiene y aseo personal aumentaron, especialmente los productos importados, que se vendieron hasta un 300% más caro debido a la escasez de sitios web.

Los precios de muchos productos de higiene tuvieron un impacto, ya que son importados y las fluctuaciones en el tipo de cambio peso/dólar provocaron un aumento del 20% al 30%, como en el caso de los aerosoles desinfectantes o los paños de limpieza.

En declaraciones realizadas hace unas semanas, el jefe de la Oficina Federal de Protección al Consumidor (Profeco), Ricardo Sheffield, dijo que cuando se importa un producto, hay un efecto inmediato de hasta un 30% en el precio del producto, dependiendo del momento, ya que el peso ha perdido valor frente al dólar en el momento de la pandemia.

Según el “Quién es quién” en los precios? programa de Profeco, el precio medio de Cloralex de 950 mililitros aumentó un 7% desde la tercera semana de marzo a la primera semana de junio. Durante el mismo período, la botella de 750 mililitros de jabón líquido Axion aumentó un 6% y la bolsa de 720 gramos de jabón en polvo Axion un 7%, mientras que la botella de 930 mililitros de Clorox aumentó un 3,5%.

El informe de precios de la Alianza Nacional de Pequeños Negocios, que compara marzo con junio, encontró que los productos de limpieza e higiene aumentaron en un promedio de 8%. Los aumentos más pequeños fueron para el jabón de lavandería y los limpiadores de muebles de madera en un 3%, los limpiadores de vidrio en un 5% y el cloro, la mopa y las pastillas de baño en un 7%.

Por otro lado, los mayores aumentos fueron del 28% para los desinfectantes en aerosol, que pasaron de un promedio de 78 pesos a 100 pesos. Las microfibras aumentaron un 15%, los bucles un 13% y los suavizantes un 11%.

En un estudio realizado por EL UNIVERSAL, el desinfectante en aerosol, que se podía encontrar en los supermercados con un precio de 80 a 95 pesos, se ofrecía hasta 300 pesos en los sitios web o redes sociales debido a la escasez que se produjo con el creciente impacto de la pandemia.

Además, el aumento de los precios de los productos de limpieza también está relacionado con el hecho de que se necesitan materias primas importadas para producir jabones y productos de limpieza. “No se trata de una escasez estacional; el país no tiene suficientes materias primas”, dice Ramón Abad, director de la Cámara Nacional de la Industria de Grasas, Jabones y Detergentes (Canajad).

La producción de jabón requiere grasa y soda cáustica en todo el mundo. La grasa proviene del ganado, es decir, del sebo de la carne de vacuno, que se importa en el 85% de los Estados Unidos. Además, se necesitan otros aditivos para dar suavidad, color y aroma, como el aceite de coco para dar ductilidad.

Impacto en el bolsillo

La encuesta EY-Parthenon Covid-19, un reajuste forzado al consumo básico, mostró que el 90% de los 5.000 encuestados sufrieron pérdidas de ingresos.

Según el socio consumidor Omar Troncoso, el informe encontró que en mayo el 60% había visto disminuir sus ingresos y se vio obligado a vivir con el 40% de los ingresos que tenía antes del cautiverio. Además, el 23% de las personas declararon que no tenían ningún ingreso.

“Mi pronóstico es que las perspectivas seguirán deteriorándose en junio, porque lo que sucederá con los bienes de consumo es que incluso cuando abran las tiendas, la gente no tendrá dinero para salir a comprar”, señala Troncoso.

La disminución de los ingresos de las personas y los Covid-19 han impulsado a las personas a redefinir sus gastos y consumir lo esencial en categorías como alimentos, bebidas, productos farmacéuticos, salud y cuidado personal, limpieza, electrónica y tecnología, electrónica de consumo, belleza, ropa básica y suministros de oficina.

Además, las limitaciones de gasto han llevado a las familias a poner más énfasis en el precio que en las marcas, en particular en los productos de higiene, limpieza del hogar y cuidado personal.

Mientras que las compras de productos esenciales aumentaron, las ventas de productos como muebles, repuestos para autos, ropa y accesorios, y equipos de entretenimiento para uso en espacios abiertos disminuyeron.

Los productos de limpieza e higiene aumentaron en un 8%, siendo el mayor incremento el de los desinfectantes en aerosol, que, según Anpec, pasó de un promedio de 78 pesos a 100 pesos. Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL

Hábitos renovados

El estudio internacional Post Covid-19 Consumer Habits, realizado por la agencia de comunicaciones MARCO, muestra que como resultado, se espera que el 52% de los mexicanos continúen comprando en línea.

El bloque de entre 21 y 35 años (65%) es el que más fuertemente promoverá el desarrollo del comercio electrónico, mientras que sólo el 43% de los mayores de 55 años lo hará.

Mientras tanto, según la consultora Kantar, “se han hecho compras para ser autosuficientes, pero la frecuencia ha disminuido, lo que repercute en el resultado del consumo total de los países”.

El futuro del mercado es incierto, añadió, por lo que es esencial seguir supervisándolo para conocer los progresos y comprender el comportamiento de los compradores, los canales y las categorías de compra.