Skip to content

Tiene derecho a recibir la participación en las ganancias

Los empleadores deben entregar las ganancias entre mayo y junio; el beneficio corresponde a las ganancias del año pasado

23 mayo, 2020
Tiene derecho a recibir la participación en las ganancias

Tiene derecho a recibir la participación en las ganancias

En medio de la pandemia de coronavirus, no hay que olvidar que, como todos los años en mayo y junio, los empleadores deben dar a los empleados su parte de las ganancias obtenidas en el año inmediatamente anterior, que en este caso corresponde al año 2019.

La participación en las ganancias es una ventaja que se otorga a los empleados de una empresa porque su trabajo contribuyó a las ganancias generales de la empresa el año pasado, explica Juan Luis Ordaz, director de educación financiera de CitiBanamex.

“Para tener derecho a la prestación, había que trabajar durante al menos 60 días en una empresa que hubiera existido durante más de dos años y que hubiera obtenido beneficios”, añade.

La empresa consultora Kreston BSG establece que la fecha límite para recibir el documento es el 30 de mayo del año en curso, si la empresa es un empleador de la empresa. En el caso de los individuos, la fecha límite es el 29 de junio.

De conformidad con la legislación vigente, Kreston declara que los empleados participarán en los beneficios del empleador de acuerdo con el porcentaje establecido por la Comisión Nacional de Participación de los Empleados en los Beneficios de las Empresas, que actualmente es el 10% de los beneficios netos.

El beneficio a distribuir se dividirá en dos partes iguales, explica el consultor. La primera parte se distribuirá por igual entre todos los empleados, teniendo en cuenta el número de días de trabajo de cada uno de ellos en el año, independientemente del nivel de los salarios. La segunda parte se distribuye en proporción a la cantidad de salarios ganados por el trabajo realizado durante el año.

Excepciones

La participación en los beneficios no se aplica a los trabajadores domésticos, directores, administradores y gerentes; autónomos, artesanos, técnicos y otras personas que “presten sus servicios sin una relación laboral subordinada con el empleador a cambio del pago de honorarios”. Las nuevas empresas también están excluidas de esta distribución en el primer año de su funcionamiento, según la empresa consultora.

Kreston también señala que en base al Código Federal de Trabajo, “si el empleado no recibe este servicio o lo recibe de forma incompleta, el empleado tiene un período de un año, calculado a partir del día siguiente al plazo establecido, para exigir el pago de la ganancia”.

Impuesto

Es importante señalar que la participación en los beneficios sólo grava la cantidad que excede el equivalente a 15 días de salario mínimo.

Multas

La empresa consultora también señala que si el empleador no cumple con el plan de participación en los beneficios en tiempo y forma, puede ser multado entre 250 y 5 mil salarios mínimos aplicables de conformidad con el artículo 994, sección II del Código Federal de Trabajo.

Las sanciones que pueden imponerse al empleador por incumplimiento de la participación en las ganancias van de 21.720 a 434.400 pesos, explica Kreston.

Recomendaciones

Dependiendo de la situación financiera de cada persona en este momento, es importante proceder con cautela en la distribución de beneficios, dice Ordaz de CitiBanamex.

El especialista sugiere algunos consejos para hacer un mejor uso de estos recursos: Si tiene deudas, tome un porcentaje de ese dinero y utilícelo para pagarlas o liquidarlas, e invierta en cetes, pagarés u otros instrumentos que ayuden a que su dinero crezca.