Skip to content

8 cachorros de lobo gris mexicano nacen en el Museo del Desierto de Saltillo

"Esperanza y Reemplazo", una pareja mexicana de Lobo Gris, comieron octillizos en el Museo del Desierto (MUDE) en Saltillo. Una de las camadas más grandes de México; Esperanza es de Sonora y su pareja El Reemplazo de la Ciudad de México

8 cachorros de lobo gris mexicano nacen en el Museo del Desierto de Saltillo

8 cachorros de lobo gris mexicano nacen en el Museo del Desierto de Saltillo

En medio de la pandemia de coronavirus, en el museo del desierto (MUDE), “Esperanza” tenía ocelos, cuatro hembras y cuatro machos. Es un lobo gris mexicano, cuya especie – Canis lupus baileyi – está amenazada de extinción y es una de las más amenazadas.

La madre de los cachorros vino en 2015 de Cananea, Sonora, y el padre, llamado “Reemplazo”, es originario de la Ciudad de México, donde no fue traído hasta 2019.

Los cachorros, cuyo nacimiento es todo un acontecimiento, van bien, son la quinta camada reproducida en el MUDE y una de las más grandes jamás registradas en México.

Fernando Toledo González, Director de Fauna de la MUDE, dijo a EL UNIVERSAL que el óctuple nacimiento (que hasta ahora se ha informado que ha pasado la etapa de peligro) tuvo lugar entre el 18 y el 24 de abril.

La reproducción de este lobo en cautiverio es de fundamental importancia, ya que sólo hay poco más de 30 ejemplares en estado salvaje en México del programa de recuperación.

Mientras que la población reportada en los Estados Unidos tiene apenas más de 100 especímenes en el medio silvestre

Casi 40 años de lucha para preservar la especie

El lobo gris mexicano, dijo, es la subespecie más pequeña de América del Norte e históricamente habitada desde el sur de los Estados Unidos hasta el centro de México.

Debido a la campaña de exterminio que ha sufrido, la especie está al borde de la desaparición a finales de los 70, dijo.

Destacó que el nacimiento de los ocho lobos es de gran importancia nacional e internacional, porque nuestro país lleva casi 40 años luchando por la preservación del lobo gris mexicano.

Por esta razón, destacó que México ha unido sus esfuerzos con las organizaciones internacionales para la conservación de esta especie.

Desde 2009, el Museo del Desierto forma parte del Comité Binacional para el Rescate del Lobo Gris Mexicano, que incluye más de 50 instituciones de México y Estados Unidos.

Reproducción con el apoyo de benefactores

En los últimos seis años, 22 cachorros de lobo gris mexicano han nacido en el MUDE, 18 de los cuales viven en refugios.

El éxito de la reproducción fue posible gracias al apoyo de benefactores como el WWF – Fundación Carlos Slim y la Universidad Autónoma de Coahuila (UA de C), quienes patrocinaron los refugios para lobos y la clínica veterinaria.

Toledo González destacó que este museo es un lugar muy importante para la reproducción de esta especie, ya que ha reportado un gran número de nacimientos exitosos.

Para ello, subrayó, trabajó estrechamente con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y la Comisión Nacional de Reservas Naturales (CONANP).

Los esfuerzos para preservar este animal comenzaron en 2014, cuando se les asignó la primera pareja de cría que dio a luz a un cachorro de lobo en 2015

Al año siguiente, cinco cachorros nacieron en 2016 y otros cinco en 2017; en 2018, el comité cambió la pareja de cría y no hubo descendencia.

Dos años después, en abril de 2019, nacieron tres especímenes con una nueva pareja: dos machos y una hembra.

Fue a finales de abril de este año 2020 cuando se registró el nacimiento de las 8 crías de lobo; 4 machos y 4 hembras de Esperanza y Reemplazo.

“Hay 18 especímenes en los refugios”, dijo.

Aseguró que todos los cachorros son cuidados y alimentados apropiadamente.

Los hemos integrado en los programas de medicina preventiva, nutrición y enriquecimiento establecidos para la especie, dijo.