Skip to content

Denuncian aumento del precio del pollo en CDMX; el kilo se vende por 140 pesos

El diputado local del PAN, Héctor Barrera, recibió la denuncia y la transmitió al Procurador Federal de Consumo, Ricardo Sheffield, para que enviara brigadas para verificar todos los mercados y establecimientos que venden la canasta básica

Denuncian aumento del precio del pollo en CDMX; el kilo se vende por 140 pesos

Denuncian aumento del precio del pollo en CDMX; el kilo se vende por 140 pesos

Una denuncia del barrio alertó al diputado local del PAN, Héctor Barrera, sobre el considerable aumento del precio de la carne de pollo, que ya supera los 140 pesos por kilo, situación que amenaza los bolsillos de las familias y los barrios.  El también secretario del Comité de Atención, Orientación y Quejas Ciudadanas e Interinstitucionales del Congreso local condenó el hecho de que las granjas y los productores están ahora abusando de los precios y “burlándose descaradamente de las autoridades de control”, dijo. El panista dijo que recibió este mensaje a través de sus redes sociales, que remitió al Procurador Federal de Protección al Consumidor, Ricardo Sheffield Padilla, para que enviara brigadas a revisar todos los mercados y establecimientos que venden la canasta básica. “No queremos más sorpresas. Si las autoridades federales encuentran estas prácticas, deben pasar a un cierre inmediato. Nadie puede aprovecharse de la pandemia y argumentar que el costo de la misma está aumentando, especialmente en un momento en que las familias ya no reciben los ingresos que solían tener”, dijo. Barrera Marmolejo dijo que con las medidas sanitarias, envió a su personal del Módulo de Atención al Ciudadano a revisar los precios y encontró que el precio de la palta, entre otras cosas, era de 80 pesos por kilo, el banano de 45 y el frijol de 60 pesos por kilo.  Por lo tanto, el legislador lamentó la ausencia de la Profeco en estas revisiones, situación utilizada por los comerciantes para aumentar los precios sin tener en cuenta los daños en las carteras de las familias.  Sin embargo, consideró que este factor también podía deberse a la falta de apoyo a las pequeñas empresas, que, después de que la luz naranja hubiera reavivado sus actividades, tenían prisa por compensar sus pérdidas mediante la confianza de los consumidores.

Notas relacionadas