Skip to content

Después de una década, Irinea Buendía denuncia la falta de justicia en el feminicidio de su hija

Una década después del crimen de Mariana Buendía, su madre, Irinea Buendía, denunció que aún no se ha hecho justicia contra su agresor ya que no ha sido condenado

Después de una década, Irinea Buendía denuncia la falta de justicia en el feminicidio de su hija

Después de una década, Irinea Buendía denuncia la falta de justicia en el feminicidio de su hija

Nezahualcóyotl, México – El domingo, a una década del crimen de Mariana Buendía Luna, el primer feminicidio en el país que fue juzgado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Irinea Buendía, la madre de la víctima, denunció que aún no se ha hecho justicia porque el presunto asesino, el esposo de su hija, aún no ha sido condenado.

Irinea Buendía, quien lleva 10 años luchando para que el asesino de Mariana sea castigado y se denuncien las irregularidades cometidas por los responsables de buscar justicia en México, participó en una acción de protesta frente al concejo municipal de Nezahualcóyotl, donde está instalada en el Camellón de la Avenida Chimalhuacán, el Antimonumento, símbolo de la resistencia feminista.

En este sitio, donde también hay varias cruces en memoria de las mujeres que han perdido la vida en las comunidades del este del estado de México, la madre de Mariana Lima dijo que han pasado cuatro años desde el arresto de Julio César “N”, un ex policía ministerial mexicano y su esposo.

El 28 de junio de 2010, Mariana, que tenía 29 años y trabajaba en el Centro de Justicia de Chimalhuacán porque había estudiado derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México, fue encontrada muerta en su casa del mismo municipio.

La entonces Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) declaró que la muerte de la joven abogada, que había sido violentamente agredida por su esposo, Julio César “N”, quien estaba asignado al Centro de Justicia de Chimalhuacán, fue un suicidio.

Irinea Buendía no creyó en esta versión, por lo que inició una batalla legal para que las autoridades ministeriales del Estado de México investigaran realmente la muerte de su hija.

La SCJN revisó el caso, el primero de este tipo en el país, y decidió el 25 de marzo de 2015 que la antigua PGJEM reabriera la investigación y que todas las muertes violentas de mujeres en México se investigaran desde una perspectiva de género para determinar si se trataba o no de feminicidios.

Las investigaciones posteriores realizadas por las autoridades ministeriales mexicanas revelaron que Julio César “N” fue el presunto autor de la muerte de Mariana Lima y fue arrestado por el feminicidio.

Ha estado en la Prisión Estatal de Neza Bordo durante cuatro años, donde está esperando la sentencia.

Irinea Buendía denunció el hecho de que las autoridades judiciales cambiaron de juez seis veces durante este período, además de que la acusada del feminicidio de su hija está en pleno proceso y no bajo la sentencia de la fiscalía de la audiencia oral, que entró en vigor un año después del caso de Mariana.

Notas relacionadas