Skip to content

Brasil llega a un acuerdo para tener 100 millones de vacunas contra el Covid-19

"El acuerdo prevé la compra de tres lotes de la vacuna, el primero de los cuales se entregará en diciembre próximo, así como la transferencia de tecnología para que podamos producirla en los laboratorios locales", anunció el Viceministro de Salud de Brasil, Elcio Franco.

Brasil llega a un acuerdo para tener 100 millones de vacunas contra el Covid-19

Brasil llega a un acuerdo para tener 100 millones de vacunas contra el Covid-19

Río de Janeiro – El gobierno brasileño anunció el sábado un acuerdo que le permitirá comprar 100 millones de dosis de la vacuna contra el nuevo coronavirus que está probando la Universidad de Oxford y producirla en el país gracias a la transferencia de tecnología.

“El acuerdo prevé la compra de tres lotes de la vacuna, el primero de los cuales se entregará el próximo mes de diciembre, y la transferencia de tecnología para que podamos producirla en los laboratorios de la empresa estatal Fiocruz”, anunció el Viceministro de Salud, Elcio Franco, en una conferencia de prensa.

El acuerdo de cooperación para el desarrollo tecnológico y el acceso a la vacuna en el Brasil fue negociado por la Embajada del Reino Unido en Brasilia e involucra al gobierno brasileño, a la Universidad de Oxford y a la compañía farmacéutica AstraZeneca.

Según los científicos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca, que ya se está probando en seres humanos, incluso en Brasil, es la más avanzada del mundo.

Franco dejó claro que todo lo que se acuerde dependerá de los ensayos clínicos que demuestren que la vacuna contra el Covid-19 es eficaz y segura para la población, y del cumplimiento del calendario actual de los responsables del fármaco, que inicialmente prevé el final de los ensayos en noviembre y el inicio de la producción en diciembre.

Según los términos del acuerdo, el Brasil asumirá parte de los costos de desarrollo de la vacuna, inicialmente 127 millones de dólares, de los cuales 30 millones serán costos de transferencia de tecnología, con el riesgo de que no se demuestre definitivamente la eficacia del producto.

Gracias a esta inversión, la vacuna puede ser producida este año en los laboratorios de la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), el mayor centro de investigación sanitaria de América Latina y responsable de la mayoría de las vacunas desarrolladas por Brasil.

En la primera de las dos etapas previstas en el acuerdo, un primer lote de 15,2 millones de dosis de la vacuna estará disponible para el Brasil en diciembre de 2020 y un segundo lote de 15,2 millones de dosis para el 15 de enero de 2021.

En la segunda fase, una vez que se haya demostrado la eficacia y la seguridad de la vacuna, el Brasil puede esperar recibir 70 millones de dosis adicionales de la vacuna por un valor de 2,30 dólares por unidad.

Una parte de estas vacunas será producida por Fiocruz, que, con la transferencia de tecnología y la concesión de licencias, podrá comenzar la producción de la vacuna de forma autónoma.

El Viceministro de Salud declaró que los primeros lotes de la vacuna se ofrecerán a la población de riesgo y se enviarán a las regiones que actualmente tienen la mayor tasa de infección.

“La vacuna de Oxford es la más prometedora del mundo y actualmente la más desarrollada. Esta vacuna ya se encuentra en la fase tres de los ensayos clínicos (probada masivamente)”, dijo el Viceministro de Salud de Brasil.

“Con la transferencia de tecnología, tendremos autonomía para la producción y eliminaremos los exorbitantes márgenes de beneficio que vimos durante la pandemia de dispositivos médicos”, añadió.

La vacuna de Oxford fue probada la semana pasada en Brasil, el país con más víctimas de Covid 19 (alrededor de 56.000 muertes) y con más infecciones (casi 1,3 millones de casos confirmados).

también se está probando en el Reino Unido, los Estados Unidos y dos países africanos.

Los experimentos en Brasil con 2.000 voluntarios son coordinados por el Centro de Referencia de Inmunobiología Especial (CRIE) de la Universidad Federal de Sao Paulo (Unifesp) y apoyados financieramente por la Fundación Lemann del multimillonario brasileño Jorge Paulo Lemann.