Skip to content

México sigue en el semáforo en rojo de la Unión Europea

Debido a la pandemia, los nacionales no pueden viajar a los países del bloque; el Brasil, la Argentina y los Estados Unidos también tienen acceso restringido

México sigue en el semáforo en rojo de la Unión Europea

México sigue en el semáforo en rojo de la Unión Europea

Bruselas – Mientras que para las autoridades nacionales el país se está moviendo gradualmente hacia fases más flexibles en la alerta epidemiológica, México sigue siendo “rojo” para la Unión Europea (UE).

Esta evaluación de salud excluye a los mexicanos de la posibilidad de visitar la rica Europa a partir de este miércoles (1 de julio), cuando comienza el proceso de apertura al mundo exterior, después de que hace tres meses y medio se decretara la contención del coronavirus para detener su propagación.

Según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades, el continente americano tiene 248.672 muertes, concentradas principalmente en cinco países: Estados Unidos con 126.140, Brasil con 58.314, México con 27.121, Perú con el 9º lugar del mundo y Estados Unidos con 8.000. 504 y Canadá con 8.566.

La Región también tiene más de 5.226.063 casos, con Estados Unidos a la cabeza con 2.590.552, Brasil con 1.368.195, Perú con 282.365, Chile con 275.999 y México con 220.657 casos, de los cuales al menos 70.393 fueron reportados en las últimas dos semanas.

Con estas notas epidemiológicas, México ni siquiera fue incluido entre los 54 países de la lista original de candidatos que podían obtener un pasaporte a Europa a partir del 1 de julio. En esta lista se incluyeron diez candidatos de América Latina y el Caribe, entre ellos Venezuela y Cuba. Tras días de negociaciones, el Consejo Europeo seleccionó finalmente 14 naciones, a saber, Argelia, Australia, el Canadá, Corea del Sur, Georgia, el Japón, Marruecos, Montenegro, Nueva Zelandia, Rwanda, Serbia, Tailandia, Túnez y el Uruguay.

China también se uniría al pregrupo si aplicara el criterio de reciprocidad, es decir, si también permitiera a los turistas europeos.

La UE considera que los habitantes de Andorra, Mónaco, San Marino y la Ciudad del Vaticano pueden ser tratados como residentes del bloque y, por lo tanto, se benefician automáticamente de la libre circulación.

Entre los países que permanecen en las luces “rojas”, ya que actualmente se consideran inseguros para viajar debido a los problemas actuales con el coronavirus, están Argentina, Brasil, Egipto, India, México, Rusia, Sudáfrica y también los Estados Unidos.

La lista se revisa cada dos semanas en estrecha consulta con la Comisión Europea, el Consejo Europeo y las agencias y servicios especializados de la Unión.

“El objetivo de la lista es encontrar un terreno común entre los Estados miembros en lo que respecta a la evaluación de la situación en un tercer país y las medidas adoptadas para limitar la propagación del virus”, según la Comisión Europea.

El primer criterio que se tiene en cuenta para eliminar las barreras a los viajes no esenciales se refiere a la situación epidemiológica en el tercer país, donde se puede considerar que el personal médico está en una posición similar o mejor que la media de la UE.

Esto significa que el número de nuevos casos de Covid-19 está por debajo o cerca del promedio de la UE durante la última quincena y se ha calculado sobre la base de 100.000 habitantes.

La evaluación también tendrá en cuenta otros elementos como el número de pruebas realizadas, el nivel de vigilancia epidemiológica, la aplicación de programas de rastreo de contactos y los mecanismos de contención

El control de las fronteras es una responsabilidad nacional, por lo que el acuerdo alcanzado por el Consejo Europeo es una recomendación destinada a evitar que se repita el caos que se produjo al estallar la pandemia, cuando cada país se cerró unilateralmente sin previo aviso.

Desde el 17 de marzo, la Unión se ha aislado del mundo y ha ampliado sistemáticamente las restricciones de viaje. En ningún momento las restricciones han incluido a las personas de terceros países que tienen que viajar para prestar un servicio esencial, como médicos, trabajadores temporales y diplomáticos.

El Club Comunitario comienza su misión exactamente seis meses después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitiera la primera advertencia sobre un caso desconocido de neumonía en Wuhan, China. Para el titular de la OMS, Tedros Adhanom, la pandemia está lejos de haber terminado y “lo peor está por venir”.