Skip to content

¿Por qué los casos de peste bubónica no son nada nuevo en Mongolia?

Varios medios de comunicación informaron de que dos personas contrajeron la enfermedad en la región de Khovd, cerca de la frontera rusa; desde 2019 Mongolia ha cerrado, según se informa, varias zonas fronterizas por sospechar que podría haber desempeñado un papel en otro brote de la plaga

¿Por qué los casos de peste bubónica no son nada nuevo en Mongolia?

¿Por qué los casos de peste bubónica no son nada nuevo en Mongolia?

Aunque las autoridades mongolas han detectado dos casos de peste bubónica y han informado de una cuarentena en su región occidental, cerca de la frontera rusa, esto no es nuevo.

El jueves dos personas en la región de Khovd fueron infectadas con la enfermedad, según el Centro Nacional de Zoonosis de Mongolia. La autoridad dijo que había puesto en cuarentena la capital de la provincia y uno de los distritos situados a 500 km al sur de las repúblicas siberianas meridionales de Tiva y Altai y que había prohibido temporalmente la entrada de automóviles a la región.

Sin embargo, en mayo de 2019 Mongolia cerró un importante cruce fronterizo con Rusia por sospechar que podría haber desempeñado un papel en otro brote de la plaga, dejando a varios turistas varados.

En mayo de 2019, al menos 158 personas estaban bajo vigilancia después de que se informara de dos muertes por la peste bubónica. En esa ocasión murieron después de comer la carne de una marmota salvaje infectada con la bacteria Yersinia pestis, que causa la enfermedad.

En noviembre, medios de comunicación como CNN informaron que dos personas fueron tratadas por la enfermedad en China. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre 2010 y 2015 se produjeron más de 3.248 infecciones en todo el mundo, incluidas 584 muertes.  Los tres países más endémicos son la República Democrática del Congo, Madagascar y el Perú.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), hay alrededor de una docena de casos cada año en los Estados Unidos.

La OMS también dice que la plaga puede ser tratada con antibióticos para prevenir complicaciones y por lo tanto la muerte.

Los medios de comunicación como la BBC dicen que las cepas de la enfermedad son tan mortales como en el pasado, pero las drogas previenen una pandemia.

El CDC dice que la infección suele ocurrir después de que las personas han sido mordidas por una pulga de un roedor que tiene la bacteria. Pero otros animales también pueden pasarlo a sus dueños.

Según la CNN, la mejor prevención incluye, entre otras cosas, la eliminación de los nidos de roedores en la casa, en los cobertizos y en los patios de recreo.

Notas relacionadas