Skip to content

Las energías renovables son la prioridad para México, concluyen los diputados

Los diputados de Morena, PAN, PRI, PT, PSE y MC concluyeron que, independientemente de la posición política y técnica relacionada con el acuerdo del Cenace, las energías renovables y limpias son la prioridad para México

22 mayo, 2020
Las energías renovables son la prioridad para México, concluyen los diputados

Las energías renovables son la prioridad para México, concluyen los diputados

Los diputados de Morena, PAN, PRI, PT, PSE y MC, concluyeron que, independientemente de la posición política y técnica respecto al acuerdo del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) y el acuerdo sobre la transición energética, adoptado por la Secretaría de Energía (Sener), las energías renovables y limpias son una prioridad para México.

En su reunión virtual, los miembros de la Comisión debatieron el Acuerdo Energético publicado en el Diario Oficial de la Federación el 15 de mayo de 2020 por el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) y el Ministerio de Energía (Sener), y lo comentaron en las áreas de energía renovable, fuel oil, refinación de petróleo y producción de electricidad.

También se refirieron a la protección del medio ambiente, la energía eólica y solar, la libre competencia en este sector, las centrales eléctricas, los parques solares en México, la energía a menor costo para la sociedad, el financiamiento de la CFE, las empresas privadas extranjeras y la soberanía energética, la seguridad jurídica para las inversiones en energía renovable, los contratos de autosuficiencia, las tarifas eléctricas de la CFE, la reforma energética, la construcción de refinerías, la generación, la oferta y la demanda de energía, y la promoción de la energía limpia.

En este caso, los diputados de Morena, del PT y del PSE, que forman la Comisión de Energía, apoyaron el acuerdo sobre la política de confiabilidad, seguridad, continuidad y calidad del sistema eléctrico nacional, emitido por la Secretaría de Energía (SENER) y publicado en el Diario Oficial esta semana.

En un dictamen, el legislador afirmó que este acuerdo tiene por objeto establecer mecanismos de regulación que, por una parte, garanticen el suministro de electricidad al consumidor final y, por otra, permitan la continuación del crecimiento ordenado y regulado de la energía limpia.

Sin embargo, el grupo parlamentario del PAN en la Cámara de Diputados pidió al gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador que cancelara el acuerdo de la Secretaría de Energía para modificar el Sistema Eléctrico Nacional, ya que sólo había creado incertidumbre y desconfianza entre los inversionistas, lo que podría dejar estancado a México en una profunda crisis.

El portavoz del PAN, Carlos Castaños Valenzuela, declaró que las decisiones tomadas hasta ahora en este período de seis años han sido a expensas de la economía nacional y la inversión privada. Los ejemplos son numerosos: la cancelación del nuevo aeropuerto internacional de México o el cierre de la planta de “Constellation Brands” en Mexicali, a la que se ha añadido ahora el decreto que frena la inversión nacional e internacional en energías limpias y renovables.

“Las acciones autoritarias del Presidente Andrés Manuel López Obrador están quemando nuestro país sólo porque alejan la inversión, destruyen el empleo y afectan el crecimiento económico y el desarrollo nacional. Es hora de que el presidente se replantee y deje de tomar decisiones improvisadas que sólo perjudican a la población”, dijo Castaños Valenzuela.

Mientras tanto, en San Lázaro, el PRD ha pedido la retirada del “Acuerdo sobre la emisión de la política de confiabilidad, seguridad, continuidad y calidad del sistema eléctrico nacional” porque es arbitrario y perjudicial para el país.

Se advierte que este decreto es contrario, en particular, a los consumidores, el suministro de electricidad, las tarifas accesibles, la libre competencia, la transición energética, el medio ambiente, las empresas mexicanas, la inversión extranjera, el empleo, las finanzas públicas, los acuerdos internacionales, el estado de derecho, el derecho internacional y la recuperación económica nacional.