Skip to content

“No les dejamos un cheque en blanco”, dice en oposición a Morena.

La Comisión Permanente del Congreso acusa a las intenciones de quitar a Laura Rojas de la presidencia

"No les dejamos un cheque en blanco", dice en oposición a Morena.

Los miembros de la oposición de la Comisión Permanente del Congreso aseguraron a la facción de Morena en la Cámara de Representantes que no les dejarían un “cheque en blanco” para añadir cualquier tema al período extraordinario, como un posible destitución de la Presidenta Laura Rojas Hernández (PAN).

En una conferencia de prensa en el Senado, los senadores y congresistas acusaron todo el domingo de haber intentado “persistentemente” llegar a un acuerdo con el líder de la mayoría, Mario Delgado, quien se negó a eliminar del texto del acuerdo “entre otras cosas” uno de los puntos que limitaban la sesión extraordinaria del martes.

“Hemos estado intentando toda la semana y todo el día de hoy llegar a acuerdos con los miembros de la facción mayoritaria para indicar qué temas se incluirían en el período extraordinario […] ‘entre otros’ significa que podría ser cualquier otro tema”, dijo el Sen. Guadalupe Murguía (PAN).

Murguia también advirtió que entre los temas que Morena podría plantear en la sesión del martes estaba un posible distanciamiento de la controversia planteada por la Presidenta de la Cámara de Representantes, Laura Rojas (PAN), bajo el mando militar de la Guardia Nacional.

“Ciertamente tienen la intención de plantear varias cuestiones, posiblemente un distanciamiento y una posible moción para retirar al Presidente de la Junta Directiva, después de haber interpuesto la controversia constitucional que involucra a las fuerzas armadas en la Guardia Nacional”, añadió.

La senadora Claudia Ruiz Massieu (PRI), por su parte, dejó claro que si bien las facciones de la oposición están a favor de las leyes de aplicación del T-MEC, no lo están “escribiendo un cheque en blanco a la mayoría de la Cámara de Representantes para incluir en el período extraordinario cualquier cuestión que se les ocurra”.

“Si hubieran sido palabras inofensivas, las habrían suprimido, habrían decidido apoyar el interés superior de México y hacer un llamamiento, como lo exige la Constitución, especificando el propósito para el que fue llamado”, dijo.