Skip to content

Nueve gobernadores rompen con López-Gatell; causarán más muertes, dicen

Su estrategia, dicen, ha costado decenas de miles de vidas; el oficial pide que se siga colaborando

Nueve gobernadores rompen con López-Gatell; causarán más muertes, dicen

Nueve gobernadores rompen con López-Gatell; causarán más muertes, dicen

Nueve de cada diez gobernadores del Hugo López-Gatell pidieron la inmediata renuncia del Subsecretario de Estado de Salud, Hugo López-Gatell, acusándolo de ser el responsable de la crisis actual y de actuar políticamente.

La organización emitió un comunicado avalado por los gobernadores de Aguascalientes, Chihuahua, Coahuila, Colima, Durango, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nuevo León y Tamaulipas.

En su respuesta a una pregunta explícita, López-Gatell, en una conferencia nocturna desde Puebla, afirmó que no se trataba de una cuestión de diez, sino de nueve, porque el Gobernador de Chihuahua, Javier Corral, no estaba de acuerdo con el documento, ya que el Gobernador de Chihuahua se distanció casi inmediatamente del texto.

López-Gatell, quien estuvo acompañado por el Gobernador de Puebla, Luis Miguel Barbosa, reiteró su respeto por ellos y les pidió que continuaran su cooperación.

“Podemos entender sus sentimientos de que es más fácil ver la salida de las preocupaciones en los demás, pero seguimos expresando respeto porque son los portadores del poder constitucional de las entidades y esperamos poder seguir trabajando juntos”, dijo.

mencionó que la pandemia representa una condición inusual y desafiante y que tiene implicaciones para la vida. Por lo tanto, dijo, es natural que los gobernantes tengan percepciones diferentes que causen miedo y rabia ante la realidad.

semáforo, el enojo

Según las fuentes entrevistadas, el enojo de los gobernantes comenzó el 27 de mayo pasado cuando el funcionario sugirió en una de las primeras reuniones virtuales que debería haber un solo semáforo epidemiológico para medir la pandemia. Sin embargo, los gobernadores lo rechazaron y exigieron que tuvieran la última palabra, ya que sus informes eran más precisos que los del gobierno federal.

Otra diferencia de opinión fue que los niveles máximos de la pandemia y las muertes no se podían predecir, pero la mayor ira se sintió hace tres semanas cuando se reveló el semáforo nacional y los gobernadores notaron que estaba desfasado porque se alimentaba de números atrasados.

La más reciente molestia ocurrió el jueves cuando López-Gatell amenazó con imponer responsabilidad administrativa, civil y/o incluso penal a quienes no respeten el color del semáforo nacional.

En respuesta, los gobernadores de Aguascalientes, Martín Orozco (PAN); de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme (PRI); de Colima, Ignacio Peralta (PRI); de Durango, José Rosas (PAN); de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez (PAN); de Jalisco, Enrique Alfaro (MC); de Michoacán, Silvano Aureoles (PRD), de Nuevo León, Jaime Rodríguez (independiente), y de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca (PAN), pidieron que se confiara la crisis a un experto que tuviera el conocimiento y la humildad para entender los problemas de salud en todas sus dimensiones.

En la declaración, los Jefes de Estado y de Gobierno dijeron que la emergencia sanitaria requería un especialista con sensibilidad, inteligencia y sentido de la responsabilidad, cualidades que López-Gatell no tiene, ya que lo demuestra con su información contradictoria.

“La prescripción del Dr. López-Gatell ha tenido terribles consecuencias, pero sigue suponiendo que hay camas disponibles y que los hospitales no están saturados como en Italia o Nueva York.

“Esta crisis, que está llegando a su punto culminante y cuyo final no se vislumbra, es sin duda responsabilidad de quienes han dirigido y decidido la estrategia de contención y atención, que han optado por el compromiso político de hacer frente a la epidemia en lugar de privilegiar la vida y la salud”, subrayaron.

En Jalisco, el jefe de gobierno Enrique Alfaro dijo que el subsecretario de estado López-Gatell ya no tenía el apoyo o la confianza de los gobernadores, quienes ahora “quieren culparnos por su mediocridad e irresponsabilidad”.

El gobernador de Jalisco calificó como un disparate más la advertencia a los gobernadores para que los sancionen en virtud de la Ley General de Salud si deciden cambiar el semáforo epidemiológico local.

Estómago federal

Según informó EL UNIVERSAL, este jueves se produjo un enfrentamiento entre el subsecretario de Estado de Salud, Hugo López-Gatell, y la mayoría de los 32 gobernadores del país porque el gobierno federal amenazó con imponer el semáforo epidemiológico nacional y si no cumplen, podrían ser objeto de sanciones civiles, administrativas e incluso penales.